La pandemia de COVID-19 generó nuevas oportunidades de aprendizaje y, aunque ya estamos viviendo "la nueva normalidad", los estudiantes han aprendido lo que es posible y quieren tener una mayor participación en la forma en que consumen la educación, quieren seguir teniendo opciones sobre cómo y cuándo aprender.

Debido a esto, las instituciones de educación superior deben responder a este nuevo contexto, recreando y redefiniendo su oferta académica, modelos y programas. Una prometedora y eficaz estrategia para responder a esta situación es el modelo de enseñanza HyFlex.

Sigue leyendo para conocer de qué trata este concepto y cómo puede mejorar la experiencia de los estudiantes y al mismo tiempo ayudar a las universidades a triunfar en el cambiante panorama educativo.

¿Qué es la modalidad de aprendizaje HyFlex?

HyFlex es la combinación de las palabras “híbrido” y “flexible”. El término fue acuñado por Brian Beatty en la Universidad Estatal de San Francisco, y se refiere a las clases que permiten a los estudiantes asistir de forma presencial o en línea, de forma sincrónica o asincrónica.

El objetivo de HyFlex es hacer que la experiencia virtual y presencial sean igual de enriquecedoras. La participación en la clase es necesaria, independientemente de dónde, cómo y cuándo asistan los estudiantes.

Llevar adelante un modelo HyFlex es mucho más que incorporar equipos de videoconferencia y conectividad de red e Internet en un aula física. Debe ser implementado de forma tal que la experiencia en línea no sea una versión reducida o de menor calidad que el de la experiencia en persona, sino una alternativa a ella.

También leer: 4 estrategias que las Instituciones de Educación Superior pueden implementar para atraer a la Generación Z

¿En qué se diferencia el aprendizaje híbrido de la modalidad HyFlex?

El aprendizaje híbrido es un enfoque educativo que combina materiales didácticos virtuales con métodos tradicionales que transcurren en el aula física. Todos los recursos que ofrece un programa híbrido son complementarios. Es decir, lo que se enseña en línea es diferente a lo que se enseña en el aula presencial, pero aun así es necesario que el alumno estudie los materiales de los dos tipos de formatos para tener un entendimiento completo del curso que está realizando.

En cambio, HyFlex es un modelo educativo innovador que presenta los componentes del aprendizaje híbrido en una estructura flexible, brindando a los estudiantes la posibilidad de asistir a sesiones en el aula, participar en línea o hacer ambas cosas. Es aprendizaje flexible en su máxima expresión.


También leer: El futuro de la educación superior según los expertos: Tendencias y predicciones

Beneficios de implementar la modalidad HyFlex

Ya no basta con un docente enseñando en un aula; los estudiantes de hoy requieren clases más dinámicas, flexibles y personalizadas, misión que no sería posible llevar acabo sin la ayuda de la tecnología educativa. 

Ofrecer un modelo de clases HyFlex trae muchos beneficios para los estudiantes y las universidades:

1) Más flexibilidad para los estudiantes 

La vida de los estudiantes es muy cambiante y espontánea. Con los desafíos que surgen en el día a día y las expectativas laborales, cumplir con las responsabilidades educativas no siempre es fácil.

Frente a esta dificultad, HyFlex ofrece a los estudiantes una mayor flexibilidad para elegir la modalidad de aprendizaje que mejor se adapte a ellos en cada circunstancia.

Los estudiantes pueden decidir si un tema requiere que participen cara a cara con un instructor, remotamente un día, o ir a la escuela cada clase.

2) Las universidades pueden atraer nuevos mercados de estudiantes

Según la Asociación de Colegios y Universidades Estadounidenses, los estudiantes no tradicionales son mayores de 25 años con una o más de las siguientes circunstancias de vida:

  • Empleado de tiempo completo
  • Inscrito en la universidad a tiempo parcial
  • Financieramente independiente
  • Sin diploma de escuela secundaria

El tiempo y el costo son las principales barreras de la matrícula para los estudiantes no tradicionales, según un estudio de Western Governor's University. 

Por esto, al brindar a los estudiantes la opción de elegir entre modalidades según sus necesidades de aprendizaje y ubicación reduce las barreras para la matrícula.

Los estudiantes no tradicionales quieren opciones de estudios que se adapten a sus compromisos existentes. Muchos están ocupados criando niños o trabajando a tiempo completo. La flexibilidad es clave para ellos.

Video recomendado: La universidad y su vínculo con los ecosistemas del futuro con Fernando Valenzuela 

3) La universidad se beneficia al tener cursos más accesibles a través de múltiples modalidades

Las instituciones de educación superior tienen la oportunidad de aprovechar la tecnología y ampliar la reciente adopción generalizada de modalidades en línea para ofrecer una experiencia de aprendizaje premium a sus estudiantes. 

También el modelo HyFlex ofrece a las instituciones la capacidad de crear un entorno en el que los estudiantes puedan navegar fácilmente entre el aprendizaje presencial y digital, sin interrupciones.

4) Ayuda a incremenetar los niveles de participación de los estudiantes 

El modelo HyFlex brinda a los alumnos un mayor control sobre la forma de aprnder, ya que les permite elegir la modalidad y disponer así de más opciones sobre cómo están aprendiendo.

Los instructores puede ver un mayor nivel de participación al darle a los estudiantes este nivel de control sobre la educación.

Probando el modelo HyFlex en las universidades: primeras impresiones

El modelo HyFlex ya se ha implementado en diveras universidades a nivel gloval y sus resultados son asombrosos. Esto fue corroborado por un estudio realizado por el Dr. Miller en el estado de Ohio, que llevó adelante un curso HyFlex y pudo notar lo siguiente sobre sus estudiantes:

  • El 95% prefirió tener opciones sobre cómo utilizar la tecnología para apoyar su aprendizaje.
  • El 95% consideró que el modelo HyFlex aumenta su comprensión conceptual de la materia.
  • El 70% consideró que el tener una opción en la forma en que utilizan la tecnología, mejoró su participación por encima del nivel esperado.

Los resultados de Miller no son un caso aislado; estudios similares de otros cursos bajo esta modalidad han encontrado resultados que no son nada diferentes, con un aumento tanto en la participación como en el rendimiento de los estudiantes.

Cada vez son más las universidades que entienden que deben modernizarse para seguir captando el interés de los estudiantes. La Universidad Andrés Bello (UNAB) en Chile y la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC) en Perú son solo algunas de las universidades latinoamericanas que han comenzado a implementar programas HyFlex en su oferta académica, y se espera que en los próximos años más instituciones se unan a esta tendencia.

Hacia nuevas estrategias educativas

El futuro de la educación superior está en juego. Con cada año que pasa, las tecnologías se integran cada vez más en la vida de las personas y los estudiantes modernos necesitan alternativas educativas que se adapten a sus necesidades. Frente a esto, HyFlex es una estrategia que brinda más y mejores oportunidades a los estudiantes, ya que les permite mejorar sus experiencias de aprendizaje sin impedirles que cumplan con las demandas diarias de sus vidas.

A pesar de todos los beneficios que trae consigo el modelo HyFlex, aún queda un largo camino por recorrer para que sea 100% eficiente. Uno de sus mayores desafíos es que sea aceptado por todos los enfoques tradicionales de la educación superior. Es decir, la cultura universitaria debe apoyar el modelo HyFlex para que funcione.

Para eso, no sólo los educadores deben optimizar sus cursos para permitir una mayor flexibilidad para los estudiantes, sino que también las instituciones deben invertir en la infraestructura que respalde dicho nivel de flexibilidad y en la formación docente.

Es posible que los docentes necesiten orientación sobre cómo utilizar las nuevas herramientas tecnológicas que las universidades planean implementar en el proceso de enseñanza. Esta preparación  debería ayudar a los profesores a sentirse más seguros al usar las nuevas herramientas. 

Con el éxito de nuestros estudiantes siempre en la mira, esperamos que, en un futuro no muy lejano, tengan la libertad de elegir cómo y cuándo asistir a sus cursos.

¿Qué le pareció la modalidad HyFlex? ¿Cree que es un método viable para las universidades y los estudiantes? Tu opinión nos interesa, te leemos.

También leer: Las tendencias de inteligencia artificial que marcarán el mundo de la educación superior

Nueva llamada a la acción

 

https://www.timeshighereducation.com/campus/hyflex-learning-what-why-and-how

https://er.educause.edu/articles/2022/3/staying-relevant-the-importance-of-incorporating-hyflex-learning-into-higher-education-strategy

https://eduarea.wordpress.com/2014/03/04/que-es-hyflex-modelos-flexibles-de-formacion/